Home

 

El costo de la deforestación

En el 2016 Panamá vivió una de las peores sequías de su historia.  Se secaron grandes ríos, vacas murieron en el campo y peligraron las operaciones del Canal, mientras en la ciudad se consumían cantidades desproporcionadas de agua.  La tala masiva que acabó con mas del 65% de los bosques de Panamá se inició hace más de 100 años en el Valle de Tonosí, provincia de Azuero.

Los bosques secos de Tonosí prometían ser la cornucopia.  Los gobernantes no dudaban que serían una fuente inagotable de riqueza para la provincia.   Hoy en día los bosques han sido devastados salvo en algunas zonas protegidas.  El resultado ha generado que en la provincia llueva mucho menos que en épocas históricas y que las sequías generadas por el fenómeno del Niño sean mucho más severas.

La migración de colonos, escapando la falta de tierras productivas a cuencas importantes como la del Canal de Panamá, crean presión sobre el uso de agua en la vía interoceánica, que a la vez es la fuente de agua potable para más de 1.5 millones de personas.

Con las lecciones aprendidas en Azuero, y con lo que vemos en otras partes del país incluyendo el Darién, ¿estaremos a tiempo para detener la desertificación de nuestros campos y proteger nuestras fuentes de agua?

http://cvlb.org/wp-content/uploads/2017/09/cropped-cvlb.jpg

Quienes Somos

IMG_9954 (2)

Nuestra Historia

Somos dos productoras independientes, Albatros Media y Vertical Media que nos juntamos para unir esfuerzos en aras de denunciar lo que ha pasado en Panamá, en términos de la deforestación pero a la vez, presentar que están haciendo pequeños productores para reversarla.